La primera vez que la palabras «Depresión» vino a mi cabeza tenia 3 meses de haberme convertido en mamá por primera vez.

La salud mental siempre la hemos visto como un tabú del cual casi nadie comentaba pero luego de que eres mamá y pasas por diferentes procesos ya sean hormonales o no, cambia en total tu perspectiva del tema.

No fue sino hasta hace un año atrás que pude sentarme y ver un panorama mas claro, había tenido muchos cambios de humor y en mi forma de ser, me la pasaba todo el día sin ánimos de existir (siendo un poco drástica) y entre muchas otras cosas que se lo transmitía a mi familia.

Pero no fue y no ha sido simple ni fácil aceptar estos cambios que pueden ser por muchas razones y que nos llevan a tener miedo de ser apuntados por algún médico y tener que estar bajo algún medicamento.

Por que estoy segura que hay muchas personas que piensa que no estamos en nuestro derecho de tener nuestros momentos depresivos mientras cuidamos a nuestros hijos o  que nuestra familia no lo vea muy relevante y como algo que merece su cuidado

El cuidado y tratamiento que debemos llevar para mejorar nuestra salud mental va a depender de nosotras y de como nos sintamos cómodas, en lo personal he preferido conocerme mejor y buscar todos los aspectos que puedan afectarme y tratarlos de una forma mas natural o espiritual.

Pero cualquiera que sea lo que tu estes pasando siempre es bueno reconocerlo, hablarlo y tratarlo.

Yo aun sigo luchando por reducir esos momentos lo más que puedo y por supuesto tener mi tiempo, mi espacio y es muy importante hoy en día ser un poco egoísta con nosotras ya que primero debemos cuidarnos a nosotras para luego brindarle lo mejor a nuestros hijos.

Espero que muchas nos apoyemos en temas como estos y así poder ayudar a mas mamás.

Comparte este artículo en: