Una de las cosas que más me ha resultado en la crianza de mi hija Alana, es usar las mismas palabras que ella le gusta repetir a menudo para reforzar los valores en los cuentos infantiles que le leo (o improviso). 

No necesitas ser escritora o coach, solo necesitas ser una mamá conectada y prestar atención a las palabras que usa tu pequeñ@ coachee para reforzar los valores positivos. Aquí te doy varios tips para que puedas hacerlo y me cuentes si te funciona:

  1. Fíjate en las palabras que tu hij@ repite con frecuencia. Por ejemplo, Alana me responde “Mamá, espera” cuando la llamo para que venga a comer o a hacer alguna otra actividad. 
  2. Una vez que tengas la palabra identificada (<<Espera>> en mi caso), busca un valor o virtud que sea importante para ti reforzar y que pueda asociarse con dicha palabra. Por ejemplo, yo la relacioné con <<Paciencia>>.
  3. Úsala a tu favor con frases cortas y que puedan repetirse con facilidad. Entonces, cuando Alana amanece con un humor diferente o yo siento que está alcanzando un nivel de intensidad superior a mi nivel de tolerancia, le digo: “Alana, ¿qué es bueno tener?” Y ella responde: “Paciencia”. Seguido a eso le comento:  “Alana, ¿y qué es la paciencia?”. Y ella me responde: “Esperar sin estrés”.
  4. Esto nos abre una ventana de calma a ambas. Nos da la oportunidad de bajar los niveles de intensidad que estaban siendo alcanzados y sintonizarnos de nuevo. Como todo, no es un método infalible, pero ayuda a manejar la carga emocional.  
  5. Algo importante: si se fijan la pregunta NO dice ¿Qué debemos tener?” porque prefiero evitar los “deberías” y los “absolutismos”. Para mí gusto son muy desgastantes.
  6. Al principio fue un proceso de repetición, ahora funciona como un diálogo aprendido.
  7. Es muy importante que el valor o cualidad a reforzar con palabras, sea relevante para ti como mamá. Pues si nosotras mismas no lo creemos, nuestros hijos tampoco lo harán.

Ahora me cuentas qué tal te va, ¿vale? ¿Tal vez hay alguna historia que podamos crear juntas? Recuerda, las palabras son la clave y puedes conocer otras estrategias en mi cuenta @carolvanpampus.

Comparte este artículo en: