Feliz cumpleaños a mi!!
37 años cumplidos llenos de experiencias que me han hecho quien soy hoy!!
Y lo que les puedo decir mis mamis adoradas es que la mejor decisión que he tomado en esta vida ha sido tener un amante, sí, como lo oyen, un amante…


Desde chiquita he gozado la vida al máximo, no me he quedado con ganas de nada, bueno, probablemente me haber comido más paella en mi comida de cumpleaños del sábado pasado y de no haber ido a Brasil con mis papás por quedarme a vegetar con un noviete que tenía a los 16 años, juventud inmaduro tesoro! Pero fuera de eso, he palomeado muchísimos sueños, viajes, platillos, experiencias, proyectos, decepciones, ilusiones y cuánto se les pueda ocurrir… mi lista sigue siendo muy larga, y estoy segura que cuando vuelva a escribir un post el día de mi cumpleaños, estará lleno de deseos palomeados y otros agregados por lograr.
Bueno! Pero regresemos al tema del amanteee! Pues sí, tengo un amante, un amante que me llena de amor todos los días, que hace que la piel se me erice cada que abro los ojos, que me trae loca todo el día con emociones inexplicables, que hace que sonría aún cuando no ha pasado nada relevante. Que me hace suspirar a cada rato, reirme, soñar despierta, emocionarme, llorar de alegría, sentirme la más hermosa y afortunada de las mujeres. Es de mi edad, full of life, de ilusiones, de pasión, de ganas de comerse el mundo a cucharadas, que goza el trabajo tanto como yo, que ama a mis hijas igual que yo, que disfruta de hacer planes diferentes cada fin de semana, que se aguanta el miedo a volar igual que yo. Que cada que probamos algo nuevo lo disfruta tanto como yo, que ama comer y separar cada sabor en la boca para ir gozando poco a poco cada ingrediente, que me abraza todos los días y me dice lo mucho que me ama.
Y pensarán, qué opina el Babe de este asunto… pues le encanta, dice que desde que empecé con mi amante me disfruta mucho más y me ama más.

Pues mi amante es la vida, sí, la mismísima vida!! La que me ha tenido sin poder dormir algunas noches por emoción, preocupación o por tristeza, la que me ha hecho sonreír, llorar, suspirar, enojarme y cuanto sentimiento se puede despertar en una persona.

La que a diario me reta a ser mejor persona, de la que diario me enamoro, la que saca todos los días mi mejor versión y a veces la peor.

Y sabes qué?? hoy a mis 37 años te puedo asegurar que volverme amante de mi propia vida ha sido la mejor decisión que he tomado. Gozar cada instante, hasta los más difíciles y oscuros, porque esos instantes han ayudado también a formar a la mujer que hoy soy. Y me encanto!!

Ser amante de mi vida me ha hecho vivir intensamente cada día, disfrutar desde el poder abrir los ojos, pararme de la cama, disfrutar de un baño con agua caliente, salir a la calle con libertad total, amar desmedidamente a quien se me da la gana, reírme de mi misma y atacarme de risa hasta de lo más simple. Llorar cual actriz de telenovela, agotar mis lágrimas y después secarlas y seguir adelante, más fuerte, más hermosa y con más ganas de vivir! VIVIR!!! no durar, ni pasar los días, sino a exprimir cada día, a explotar todos mis amores.

Hoy te invito a volverte amante de tu vida, de todo lo que tienes en ella, enamórate perdidamente de ella, tanto que sonrías sola cuando caminas por la calle. Cocínale, conquístala, arréglate todos los días para gustarle, sedúcela, enamórala, cúmplele todos sus deseos, todos los que se te ocurran, ponte ese perfume que tanto te gusta, cómprate eso que viste y te fascinó, estudia, medita, prueba, platícale, abrázala y bésala todos los días.

La vida es muy corta, y sale cara, así que a VIVIR!!

Con todo mi amor,

Gina

Comparte este artículo en: