motherhood

Salgo al patio y me encuentro con esta hermosa escena que ven en la foto, es mi hija mayor leyéndole “el sapo distraído” a su hermanita y acurrucaditas las dos. Es un reto inmenso mantener el idioma de nuestras raíces en casa, es un sacrificio enorme; sacrificio que nos lleva a muchos papás al precipicio de no practicar el idioma del país que hemos emigrado (en mi caso el inglés).