Si algo me quedó claro después de realizar este sondeo entre nuestras #mamibloggers es que la vida de una mamá de niños pequeños o bebés no cambia mucho durante las vacaciones escolares. La gran mayoría siguen asistiendo a su guardería, con un poco más de calor y días más largos pero sin que su rutina se vea muy alterada. Pero si tu hijo tiene más de 5 años… la historia es diferente.

El summer, vacaciones de verano o cómo le digan en su país son las 10 semanas más largas en la vida de una mamá con niños en edad escolar. En este momento las mamis de South Florida estamos en cuenta regresiva para que empiecen las clases, pero como todavía quedan un par de semanas antes de que tomemos esa foto oficial que marca el inicio de un nuevo año escolar y el retorno de la normalidad a la casa, quise hacer una encuesta para saber como hicieron nuestras mamis alrededor del mundo para sobrevivir a las vacaciones escolares.

@Majolife Houston, Texas

En mi caso, con la grande que le gusta escribir y leer la metimos a camp de escritura creativa en español, ella se la ha disfrutado un mundo ya que quiere ser escritora cuando sea grande.
Con la pequeña la pusimos en un camp de 3 días a la semana súper divertido.
Para los papás que no paramos de trabajar es estrictamente necesario pagar este tipo de actividades, en mi caso soy fotógrafo freelance y entonces cuadro mis sesiones los días que ellas están en esas dos actividades.
Y no les voy a mentir los otros dos días de la semana son terribles en casa, porque tienen hambre todo el día (imagino que les pasa lo mismo) entonces debo tener un arsenal de snacks en la casa.
Otro punto de los dos días en casa es que se aburren súper así que toca ponerles tiempo para cada cosa, TV y electrónicos, luego toca jugar entre ellas y a la hora y media terminan peleandose al cabo de hora y media así que empieza el momento de ser mamá arbitro.
Tratamos los fines de semana salir de la ciudad, eso si para no tener mucho gasto alquilamos Airbnb y nos llevamos mercadito para cocinar allá y gastar lo menos posible

@mamagagina Mexico DF, Mexico

Tarde de manualidades: hacer pulseras, slime, ropa para barbies.
Cooking time!! Una noche de sushi, pizzas, nuggets…
Museos
Playdate en el parque o playa
Lavar vidrios de la casa
Acomodar cajones de ropa

@mamacamaleon Doral, Florida

Cuando se trata de elegir la forma de pasar un verano tranquilo y conveniente para todos, me debato entre lo ideal para mi y lo ideal para mi hijo porque el verano también puede ser una oportunidad de descanso para los padres, sobre todo a nivel emocional y mental.

Bajo esta perspectiva, este verano decidí enviar a mi hijo a Colombia durante un mes. Fue muy difícil tomar esa decisión, pero Matías está en una etapa difícil, yo tenía mucho trabajo por hacer y su papá iba a estar de viaje la mayor parte del tiempo. Entonces, ¿qué era mejor para él?, ¿estar con una mamá estresada y abrumada con la que solo podría divertirse los fines de semana o tener toda la atención por parte de su familia en Colombia a quien él adora y que ve muy poco? La respuesta es obvia.

Por eso, hace una semana está en Bogotá con sus dos familias muy de cerca y pasando un verano memorable. Yo, por mi parte, me dedico a trabajar, a reconectarme conmigo misma (porque seamos sinceros, es muy fácil perderse en el mundo de la maternidad), a reflexionar sobre mis aciertos y errores como mamá y a construir una mejor versión de mi misma en todos los sentidos. Una versión más útil para Matías y para mi.

Entonces mi recomendación es tomar este verano para hacer un alto en el camino, corregir lo que pueda estar mal y descansar. Eso puede significar en algunas familias, enviar al hijo lejos, meterlo en un campamento de verano o compartir más tiempo juntos. Lo que sea que funcione mejor para cada uno.

Eso sí, para poder tomar la mejor decisión es preciso liberarse de culpas, del qué dirán y dejar de consultarlo hasta con el papa o Google. Si, a veces nuestras decisiones están viciadas por cosas que no vienen de nosotros, sino de los demás. Que este verano nos amemos lo suficiente como para incluirnos en todas las decisiones.

@carolvanpampus Fort Lauderdale, Florida

Bueno aún no puedo hablar con propiedad porque Alana va al daycare y no para por el verano. Sin embargo, cosas que aplicaré cuando me toque:
1. Tener una lista de actividades que estén en mi presupuesto, juguetes, tiempo y horario para tener opciones y no quedarme en blanco .
2. Comprar una piscina inflable que pudieras utilizar en la casa (infalible en mi caso).
3. Organización de la comida durante los fines de semana para ganar tiempo y practicidad.

@nana29  Doral, Florida

Todavía no me ha llegado el momento de sufrir esas vacaciones escolares que todas las mamás mencionan ya que junior va a un day care (guardería) todavía y siempre está abierta lo cual es genial, pero pensando en un futuro trataría de ver diferentes opciones de plan vacacional, en mi caso yo de pequeña tuve la oportunidad de ir a varios y de verdad que los disfruté un montón y me ayudaba mucho a socializar ya que era muy tímida (bueno todavía lo soy!) y llegas aprender a desenvolverte en diferentes actividades, se que para junior está sería una opción muy viable ya que a él le gustan las actividades al aire libre y si es de deporte mucho más.
Y si en dado caso no se puede un plan vacacional las mejores opciones serían recorrer todos los parques de tu ciudad o cualquier actividad gratuita que esté a su alrededor.

@Catherine , España

Mi hijo continua en la guardería por medio día durante Julio y Agosto , pero trato de llevarlo a la playa que me queda a 5 minutos si salgo temprano y tener juegos en casa para entretenerlo si hace mucho calor.

@elespaciodeyum España

Cuando llega el final del año escolar yo deseo con ansias que se termine todo ya.
A ellos se les nota el cansancio y a mi mas todavía.

Pero luego me ofusco un poco pensando en cómo haré para estar con ellos las 24/7 por casi tres meses y no perder la Paz interna.

Bueno no es que sea señora zen, pero parte de mi filosofía de criar es respetar las emociones de todos los involucrados, de ellos, mía y de nosotros.

Así que desde hace un año hago algo que debo reconocer me ayuda mucho

1. Mantener rutinas. Los niños necesitan rutinas, es necesario para saber y sentirse seguros. Así que dentro de la flexibilidad de las vacaciones y los horarios mantengo rutinas. Suena ambivalente pero no lo es. Levantarse a la hora ‘que sea’ que con niños pequeños nunca es muy tarde. Desayunar sin tener que correr e ir contra reloj, hacer un paseo, ya sea al parque, al bosque. En general, hacer dos salidas pequeñas mañana y tarde o una larga en la tarde, dependerá de otras cosas que tengamos que hacer cómo hacer la compra o algo de trabajo.
2. Planificar. Mi mente activa y yo necesitamos estar haciendo mil cosas, al menos el 80% de las veces, así que en vacaciones planifico pequeños espacios para hacer mis cosas (cocinar, cosas de casa, mis fotografías, y el blog) así sea de una o dos horas al día. Si tengo que hacer un post para el miércoles me planifico para un día hacer fotos, otro día editar, otro día escribir. Es una forma de hacer sin quitarles tiempo, sin frustrarme por no lograr lo que quiero o tengo que hacer.
3. Recuerda lo más importante. ¿Que es lo más importante? Pues eso solo lo sabe cada quien. Para mí, y este es un gran para mi, es verles disfrutar a ellos, disfrutar del buen tiempo, que aquí no hay mucho de eso. Así que más días de juego, de dejar la casa sin recoger más tiempo, de comer helado a las 8 de la noche, o tomarme una cerveza con amigos un lunes. Estos días no duran mucho y para vivirlos en paz siempre me planteo ser más flexible con mis normas (qué si me las pongo yo, las puedo mover yo también)

En resumen ser flexible -de mente- es una de las cosas más importantes para mí durante el verano

@pau_secrets Miami Beach, Florida

Hola mujeres hermosas! Primero que nada es importante aclarar que mis hijos tiene 3 años y 5 años. O sea recién estamos empezando con lo de la escuela. Hasta ahora solo day care y pre K. La diferencia es que en las vacaciones los puse a los dos a diferentes Summer camps. Entonces las llevadas y las recogidas son mas complicadas que antes que iban a la misma escuela.
Uno de los tips que me encontré efectivo fue el relajarme un poco con los horarios y las rutinas. Trato de seguir respetando las horas de acostarse y de comer, pero si en el medio pasa algo que parece divertido, vamos con el viento.
Trataré de dejarles una actividad extra, al menos para el mas chiquito que sale a la 1 de su campamento, y se hace un poco corto. Dos veces a la semana lo llevo a karate.
Cocinamos casi todos los días juntos, seguimos con la hora de cuentos y leer por la noche, nuestra meditación diaria y un poco de yoga.
Compré un juego de Mindfulness para entretenerlos cuando estamos en casa y para enseñarles el poder infinito que existe en su mente.
Bueno, y por sobretodos las cosas los disfruto mas que nunca. Entre una cosa  y otro, y cuando encuentro 10 minutos,  trabajo en mis proyectos personales y con mis clientes. Pero la verdad es que en el  veranos todo se vuelve mas complicado. Así que a veces es cuestión de aceptar y fluir con lo que la vida nos presenta.
Espero que lo estén pasando lindo y que sus hijos tengan un verano inolvidable.

@katytc Aventura, Florida

Algunos tips que me ayudan a sobrevivir:

– Tener un marido maravilloso que los cuida y saca a pasear
– Salir de la casa todos los días un ratico
– Llevar a los niños al camp Guaikinima para león (3 semanas ) y al day care para Alanna
– Visitar espacios como el museo de ciencias, la librería, parques
– Play dates
– Salir de la casa para trabajar a cafés, party room o lugares como The emery
– Poner citas de trabajo en la mañana y salir en la tarde
– Ir al cine los martes que es más barato
– Reward systems como class dojo para cuando se portan bien con rewards por paciencia, ser nice y cuidar a la hermanita
– Hacer tareas en apps como i station y libros de actividades.

@yosoyanamendoza , Seattle

En realidad mis hijos ya están en una edad en la que no necesitan mucha atención, sin embargo no deja de ser una labor titánica, porque son muy activos y no gustan ni de la TV, no de los videojuegos.

Mis tips son:

Tener a la mano material de “crafting”
Hacer ejercicio con ellos
Clases de taekwondo y gimnasia sin interrumpir durante le verano
Ir a lagos y hikings, porque acá el verano no dura ni un mes (no hay sol)
Todos los lugares de trampolines son mis aliados
Tenemos en la casa una pista de obstáculos improvisada y diario juegan a ser “ninja warriors”.

Por otro lado, la alimentación se vuelve un tema, pues cocinar es una locura, así que me aseguro de tener a la mano mucha fruta fresca y me relajo sabiendo que si comen chatarra de vez en cuando, también es sano, es parte del equilibrio.

Por mi parte yo no he alterado la rutina de mi hija menor, aunque si estoy más flexible con su hora de entrada a la guardería y la mayor (6) acompaña a mi esposo a sus sesiones de fotos o a mi a las reuniones de trabajo cuando no está en la casa jugando, e intentamos hacer algo divertido con ella todos los días.

La piscina es mi mejor aliada cuando quiero que estén activas y la pasen bien sin gastar mucho dinero.

Todavía quedan unos cuantos días de vacaciones escolares y espero que este articulo les haya dado unas cuantas ideas para no solamente sobrevivir el verano sino para disfrutarlo de verdad sin importar que tan ajustado este nuestro presupuesto.

Comparte este artículo en: