Cuando llegan las vacaciones todo mi horario se enloquece y pierdo el control.

Les cuento que mis hijas son súper dormilonas lo que se traduce en que pierdo mis mañanas enteras porque ellas están durmiendo y eso me hace sentir que pierdo el control de todo.

Antes era genial  tener una hija  dormilona -ahora son dos- porque yo dormía muchísimo también,  pero de hace un tiempo mi sueño ya no es tan profundo y ahora hay muchas mas cosas que necesito hacer en las mañanas y si ellas duermen hasta las 12:00pm todo se hace un caos cuando intento despertarlas, bañarlas, vestirlas y peinarlas (primero muertas que sencillas) .

Así que bueno… me toca tratar de reinventarme en estas vacaciones; es súper difícil para mi porque ya tenia mi horario súper cuadrado, dejaba a Maria Camila (mi hija de 10 años) en el colegio tipo 7:45am  y de allí me iba al gym a mi hora y media de relax,  ya que Mariana mi hija de año y medio se queda en el kids club por eso adoro http://fitnessconnection.com/clubs/katy/ .

En fin, allí entraba al sauna, el spinning y la caminadora, les cuento que en un principio sentía un poco de culpa de verme allí relajada en mi sauna mientras ella estaba sin mi, solo porque yo quería relajarme, pero al mes ya estaba acostumbrada al BREAK de mamá de todas las mañanas.

Ahora ya eso no es así, mis mañanas se pasan entre dormir un poco ya que las que las niñas  también duermen y en trabajar en la computadora. Esto realmente me funciona poco porque ir en las tardes al Gym es horrible para mi,  me da muchísima hambre al salir, en seguida siento que llega la hora de volver a acostarse para el siguiente día, por lo que siento que el día se me fue sin hacer nada, ahora mismo les escribo mientras duermen y no he lavado la ropa, por lo que a la noche me toca dejar de ir al Gym para ponerme con los queahaceres de la casa.

A ver, lo que trato de comunicarles en este blog aparte de desahogarme es que siempre nuestras rutinas como mamá van a cambiar, por una cosa o por otra, yo me frustro mucho porque con la rutina siento que tengo el control, y cuando no tengo el control la verdad todo se vuelve un caos en mi mente y en la realidad. Siempre busco la forma de organizarme en las vacaciones, trato de no perder la cordura cuando mi hija mayor empieza a tener hambre descontroladamente cada media hora (no sé si les pasa, pero siento que debo tener un arsenal de comida en las vacaciones porque por X razón ella tiene hambre cada media hora).

Entonces es cuando pienso en algo que me repito mucho a misma: en la vida no siempre se tiene el control, simplemente no se puede, toca adaptarse a nuevas circunstancias, a otros horario etc.

Que voy a hacer?

La verdad? nada, voy a dejarme llevar, duermo cuando ellas duerman, voy al Gym cuando se pueda y se hacen los quehaceres de la casa cuando se pueda, después de todo esto solo dura dos meses y como les digo “en vida no siempre se puede tener el control de todo”.

Sé que como mamá nos encanta tener todo fríamente calculado, pero la realidad es otra, vemos mamás de redes perfectas llevando su vida maravillosa, pero no sabemos que hay detrás de todos eso, por lo pronto verán mis redes sociales un poco abandonadas, tratare de tomar pocos trabajos en estos dos meses (para las que no saben soy fotógrafo y es un trabajo que quita mucho tiempo, porque no es solo la sesión de fotos sino la edición luego en casa).

El reinventarme es para mi aceptar que no tengo el control total de mi vida, ahora mis hijas llevan el control jajajaja, estoy bromeando… o como que no? la verdad es que en ocasiones no sé que pensar.

PD: En la foto ven a mi hija tratando “de meditar” para poder tener el control jajajajaja.

Relax mamás  la vida pasa  y las angustias también.

Comparte este artículo en: