Hola mamis!  En este blog quería compartir con ustedes mis pensamientos ( y mi propia experiencia teniendo 2 niños pequeños).

El tema de cómo calmar el llanto de un bebé ( sobretodo recién nacido )  es un tema del cual se habla un montón y se difunden diferentes métodos.  Podemos estudiar, e intentar todas estas metodologías , escuchar las experiencias de otros padres y madres y lo que ellos hacen , leer en internet y en definitiva hasta confundirnos aún mas.  Para mí el secreto está en la práctica de Mindfulness. Es bueno tomar ideas de otras personas, probarlas, pero también creo que se ha perdido la confianza en uno mismo , y hasta la conexión con nuestro propio instinto.  Hay que tomar ideas pero no pensar que es la única manera de hacer las cosas. Principalmente debemos escuchar nuestra voz interior.

La clave reside en descubrir lo que a nuestro bebé le gusta más y qué es lo que de verdad lo calma y lo reconforta.  Por supuesto que no es una tarea fácil , pero ahora que tengo mi segundo hijo entiendo  de manera mas profunda este concepto. Lo esencial es CONECTAR, estar presente, y vivir un abordaje Mindfulness de la situación.   Tómate todo el tiempo del mundo para encontrarte con tu recién nacido. Por un rato olvídate de conceptos pre establecidos o aprehendidos, costumbres, tips de familia, consejos de tu madre o quién sea que tengas cerca al momento de convertirte en mamá. Descubre  a tu bebé, deja que él te enseñe  lo que le hace bien, lo que lo ayuda a calmarse.  Esa sensación de desespero que nos da cuando nuestro bebé llora y no podemos descubrir el por qué la conozco bien. Primero hay que entender que llorar es la única manera de comunicarse para estos pequeñitos angelitos, para expresar sus emociones y necesidades varias.  Y menos mal que pueden avisarnos que necesitan ser cambiados o que ya es su hora de comer! Muchas de ustedes estarán de acuerdo conmigo que luego de un parto nuestra memoria no es la misma, al menos por un tiempito. Así que demos gracias que estos bebés son nuestra alarma y recordatorio!

Mi propuesta es que abras tu corazón, tus oídos internos y conectes.

Deja que tu corazón y tu  instinto te guíen.  Cuando lloran y no parece que fuera hambre o pañal, hay que descubrir algo mas.  A algunos bebés les gusta que los levanten brazos boca arriba, a otros les gusta boca abajo, a otros recostados en el hombre de la mami, a otros les gusta quedarse acostaditos boca arriba en la cuna y que les jueguen con un juguetito, a otros los calma la música o que bailes con él en brazos. Todos los bebés son diferentes, al igual que los adultos. No hay una sola regla ni una sola manera de hacer las cosas.  Así que hay que probar, observar, y estar presentes como la técnica Mindfulness lo sugiere.

Si tu bebé está llorando muy fuerte  o por un largo rato y te sientes agobiada, es momento de tranquilarte tú primero y luego podrás tranquilizar a tu bebé. Una linda manera de lograr algo de paz es respirar, tómate tu tiempo para inhalar y exhalar profundamente unas cuantas veces sentada cómodamente. Si tienes alguna técnica de meditación que utilices hazla, al menos por 3-5 minutos.  Agarra a tu bebé y apóyalo en tu pecho,  permítele que escuche los latidos de tu corazón , apoyando su cabecita y oreja en tu pecho.  Recuerda que esa fue su música por largos 9 meses.  Conecta, respira , y permite que tu bebé sienta que te vas calmando. Eventualmente él/ella también lo hará.  Y así estarán mas listos para seguir descubriéndose, desarrollando su propio lenguaje, basado en paciencia y mucho amor.  Confía en tu ser interior, en lo que tu alma de dicta. Nadie conoce a tu bebé mejor que tú.

Respira profundo y disfruta de esta etapa tormentosa pero muy, muy, muy hermosa.

Con amor, PAU.

Acá les dejo de regalito este video donde las guío en  una meditación fácil y cortita que en 5 minutos te dejará renovada y mas calmada. No te olvides de subscribirte a mi canal de YouTube «Pau’s Secrets» para poder aprovechar todos los videos que ofrezco de yoga, meditaciones Mindfulness y recetas saludables para toda la familia.

Comparte este artículo en: