Cuando tu hija de 7 años te pide su propio canal de Youtube sabes que esta creciendo muy rápido. Pero como la maternidad no viene con manual de instrucciones pues me tocó debatirme entre los peligros de exponerla más a las redes y la necesidad de complacerla en tiempos de cuarentena donde las opciones para entretenerla son cada vez más limitadas.

Esta petición vino a principios de verano y deje pasar un par de meses a ver si era solo un antojo temporal y se le olvidaba. Pero luego la oportunidad tocó a la puerta gracias a La Familia de Broward y Oaxis , ellos nos enviaron un juguete espectacular para probarlo y Mía retomó nuevamente su idea del canal de Youtube.

Amo la tecnología y la posibilidad que nos da a todos de comunicarnos y expresar nuestras ideas democraticamente, pero siempre he visto un poco de explotación infantil en estos niños que se sobreexponen y cambian una vida normal por millones de horas de videos y basan su autoestima en cuantos likes, followers o views tienen sus videos.

Ya hemos tenido varios episodios de llanto porque sus videos en Tik-Tok no tenían tantos views, y me toco explicarle que en la vida no importa la cantidad sino la calidad, como las personas que leen esto que no serán millones pero sin duda comparten buena parte de mi manera de ver el mundo y por eso se toman el tiempo para leerme, y me animan a seguir creando artículos para documentar estos momentos que sin duda no vuelven.

Pero para contrarestar los dos puntos anteriores que me habían disuadido de la bendita idea del canal de Youtube, decidí tomarlo como una oportunidad de reforzar su español de una manera divertida. Sí, porque si una lucha tenemos las mamás latinas en USA es que los niños no pierdan nuestro idioma.

Al principio ella quería hacerlo solo en ingles, como todos sus Youtubers favoritos , y le expliqué que precisamente por eso había que hacerlo también en Español porque habían niños que hablaban solo español y querían también saber como utilizar el juguete.

El resultado la verdad fue bastante divertido, pasamos unas horas riendo y jugando a grabar con la cámara, también le explique cómo se edita de manera sencilla: quitando las partes en que nos equivocamos y poniendo títulos a los videos. Estoy convencida que estas serán habilidades básicas necesarias para el futuro tanto como saber hablar en publico o ante una cámara.

El juguete que se llama My first Voice lo pueden encontrar online aquí,  es super divertido, no necesita baterías y es recomendado para niños a partir de los 3 años, es un microfono con corneta que permite hacer karaoke en cualquier lugar, se conecta por Youtube o con cable a cualquier reproductor de sonido(celular, Ipad, etc) y la bateria dura hasta 8 horas . Sin dudas un regalo ideal para estimular la creatividad y el artista que todos los niños tienen escondido.

Sin más les dejo los videos que grabamos, para que los compartan , se suscriban y les den like (Mía me mataba si no les incluía esta frase que agilmente entendio que forma parte de cualquier video de Youtuber que se respete jajaajaja).

 

Review en Español
Jugando
Review en Inglés

 

Comparte este artículo en: