Hace aproximadamente 4 años deje de trabajar, me refiero trabajar a ir a una oficina fisicamente y desempeñar actividades de la profesión que estudié. 

Cuando me enteré de que estaba en la espera de Pato conversando en casa con my significant other Adrián, decidimos que la mejor opción era que yo dejara mi trabajo en la oficina y me dedicara a ser mami a full time, cosa que en un principio me “shockeó” digamos……. mucho, fueron sentimientos encontrados: por un lado el estar en casa con mis estrellas y no perderme ningún momento de sus vidas me resultaba y hoy en día me sigue resultando increíble, aquí quiero agradecer a my significant other por hacer esto posible. 
Pero por el otro lado el dejar mi vida laboral en donde les platico que comenzaba a irme muy bien económicamente y posicionalmente me dejo una sensación de tristeza y vacío. Yo me levantaba todas las mañanas, me alistaba para la oficina, obviamente mi cabello perfecto, vestidos lindos y tacones diario!!!! Me encantaba!!! 
Cuando renuncié en la oficina la gente me preguntaba; Oye Ama y no extrañas tu trabajo e ir a la oficina? Yo inmediatamente y en automático respondía: Claro que NO, para nada, el estar en casa con Timis y con Pato en la barriga es lo máximo !!!
Pero les voy a ser sincera, ahora que me lo pienso con calma, Sí extraño mi oficina y esos momentos en los que era solo Amaranta de Compliance y no la mamá de Fátima y de Patricio, fui a la universidad, me desvelé y a mitad de mi  carrera comencé a trabajar y yo misma pague mis estudios en la universidad, así que ocupar una posición importante en la empresa en donde trabajaba era lo que anhelaba.
Actualmente hay momentos en los que extraño todo eso más de lo que pensaba, la diferencia ahora es que ya no tengo el sentimiento de tristeza y vacío de antes, hoy siento que el haber tenido la oportunidad de desarrollarme profesionalmente hasta donde yo misma decidí, porque nadie me obligó a renunciar, me dejó muy gratas experiencias de vida y personas que hoy en día dejaron de ser compañeros de trabajo para convertirse en amigos, así que si me vuelven a preguntar si extraño la oficina la respuesta es y será SI, Sí extraño mi oficina, cómo lo ven ustedes??
Comparte este artículo en: