Hola chicas, que ganas tenia ya de pasar por aquí, saludarlas y contarles un pedacito mas de la historia de amor mas bonita que he tenido en mi vida, aunque ahora mismo estoy en ese momento de amor en el que tienes que tomar decisiones y dejar que las cosas vayan fluyendo solas sin forzar y sin presionar tal cual RELACION DE AMOR (literal).

A ver quien de todas esas mamis que nos leen se identifican conmigo.

Los que me conocen saben un poco que para mi la imagen es imprescindible en el ser humano, la presencia es un 80% de ti, como vistas, como te arregles, como te expreses, te puede abrir o cerrar muchas puertas, profundizo mas soy de impresiones , me gusta estar impecable de pies a cabeza, y por ende desde que nació mi hijo sin querer o no, he hecho de el lo mismo, impecable de pies a cabeza, cual muñeco recién sacado de la caja.

De un tiempo para acá mi hijo ha pasado de ser un maniquí de tienda.. al terreno.

Pero que significa esto?

Puede ser que haya cometido un error en querer que mi hijo fuese un #BABYFASHION, y ahora ya no hay manera de controlarlo, su prioridad absoluta en el momento que llega a un parque , es tirarse a la tierra y explorar hasta acabar lleno de #”?&!… hasta los pelos, y ojo no se alarmen disfruto al máximo verlo así, me encanta que sea un explorador y que se arrastre por el suelo.

Pero…

Me ha parecido increíble llevarlo a un parque y que los niños de su edad jueguen con el tobogán, el columpio y el se vaya directo a la tierra a jugar con ella como si la conociera de toda vida.

No les voy a negar que he tenido que asimilar que mi hijo ya no estará impecable como yo pretendía , y que tengo que dejarlo ser, que es un niño y no un muñeco, estoy segura que habrá alguna que piense como yo jajajaj y no me mal interpreten, algunas dirán esta chica tiene un TOC (trastorno obsesivo compulsivo ) pero es que el orden y la limpieza no lo quiero solo en casa también en mi hijo, Y NO LO VOY A NEGAR.

Ademas que todo esto viene de antes, mis padres en estos días  nos recordaban a mi hermana y a mi, que éramos igual, que  así como llegábamos a una fiesta de cumpleaños así mismo salimos, disfrutábamos a nuestra manera sin movernos el moño del sitio y sin ensuciarnos jajajja.

Todo esto no significa que yo no dejo disfrutar a mi hijo, les prometo que ya esa etapa pasó, cada día que salgo con el lo dejo hacer y deshacer ¡hasta un limite claro!, disfruto verlo feliz y eso puede mas que cualquier cosa, su libertad y el querer aprender  el solo de las cosas que nos regala la naturaleza me ha enseñado a ser mas flexible, he dejado patrones, me enfoco en su aprendizaje, que sepa de todo y toque todo,  mas adelante seguiré guiándolo le enseñare a ser un caballerito y que lo mas importante de todo es tener un corazón limpio, que debe estar impecable por dentro y por fuera.

No siempre soy yo quien enseña… mi hijo también lo hace.

Y mamis su mejor escuela es la tierra.

 

Espero escribirles pronto.

Saludos chicas! y no olviden que valen oro!

Comparte este artículo en: