Por acá estamos en esas semanas en las cuales sientes que se te acumula todo, a pesar de que eres obsesiva con la planificación, que los ánimos están por el piso (literal!) y que tu cabeza da vuelta sin parar!… pues sí, así andamos últimamente.

Hola a todas! siento que estuve desconectada del Blog por unas cuantas semanas, siento que el año nuevo apenas está empezando para mí.

Pero hoy no les voy a escribir de un tema polémico, hoy más que todo será un desahogo!

Llego un nuevo año, metas que todos queremos cumplir y este año me comprometí a salir de mi «comfort zone» empezar a hacer actividades que mejoren mi creatividad, exponerme mas a la sociedad (un poco abrumador!) pero en fin, miles de cosas que he tenido anotadas en mi agenda con fecha y todo.

Como me he dicho en esos momentos de locura no se si sera una de esas crisis de edad, en donde vas y empieza a sacar tu listica de los «To Do’s» y te das cuenta que solo haz podido lograr el 50% y es ahi cuando te pega el factor tiempo.

Y con todo este rollo descubrí formas de mí que no las conocía, una de ellas es : la ansiedad que me provoca ver que lo planificado cambia totalmente (woah!!) , esto para mi ha sido una lucha constante ya que me encanta saber y tener todo planificado.

Lo se! no se puede tener todo «fríamente calculado» y mas cuando eres madre!!.

En la maternidad he descubierto varios aspecto de mí que en realidad desconocía, (como dice mi tocaya Ana en su post «De estar hasta la madre» la otra moneda de la maternidad) y el querer controlar cada situación presente o futura ha sido mi debate estos últimos meses.

Y por eso he entendido que por mi salud metal y física es mejor ir con flow y dejar que todo fluya a su debido tiempo, el cual no podemos controlar (lamentablemente!).

Así que a todas aquellas mamás que tenemos en común el controlar y planificar todo, esta bien dejarlo ir, ya que lo perfecto no existe y los mejores resultados a veces se obtienen de manera espontánea, aunque no hayan sido calculados por nosotras de esa manera.

Nos seguimos Leyendo!

Comparte este artículo en: