Y cómo hacer para que no duela??
Cómo le hacen las que están divididas entre dos países?? Dos ciudades que te dan tanto!


Les cuento que mi caso es especial… los que me conocen saben que siempre he puesto mi vida en manos de Dios y que mis pasos y los de mi familia los guía Él…
Les cuento…
Tengo 11 años gozando la vida con un gran hombre, un tipazo! Que ha venido a romper todos los moldes y estereotipos que pueden exisitir… pues este hombre maravilloso, mi Babe, ha hecho que esta vida se vuelva un sube y baja de emociones todo este tiempo!!
La cosa es q todos los años hacemos un viaje los dos solos, antes eran varios, pero ahora con las mamarritos (mis dos niñitas) viajamos con ellas y nos damos una escapada al año de novios…
Pues cada año le decía yo “vamos a Miami” (con tono latino y un tanto reggaetonero) y así fueron varios años viajando a lugares increíbles, but Miami…
Hace ya dos octubres, me llama un lunes “Babe, llama a mis suegros para ver si nos cuidan este fin de semana a las niñas q nos vamos tu y yo solos pa’ Miami”
What?!?!? Really!?!? OMG!!! No lo podía creer!!! Por fiiiin!!! Claro q mis papás que son un tesoro nacional dijeron q si!! Así q saqué los trapitos calurosos y nos dispusimos a disfrutar lo que hoy es mi paraíso terrenal…
Lo pasamos increíble, nos quedamos en Miami Beach y yo como buena turista, quise hacer todo lo recomendable para peinarlo todo! Bueno!!! Hasta al red bus nos trepamos!! Coral Gables, Little Habana, Downtown, Coconut Grove, Brickell y por supuesto de cabo a rabo el Ocean Drive!!
El último día me dijo, ven… vamos a sentarnos un rato a la playa… y yo pensando, y cómo pa q ir a sentarnos a la playa pudiendo ir a Target?!?
Pues como siempre, tenía razón… al llegar a esa playa perfectamente acomodada, con las “casitas” de colores y la arena tan aplanada que una pelota bota, pensé “aquí yo tengo que vivir algún día” y ya me irán conociendo, pero esto de los decretos se me da rebien!!
Así que agradecí a Dios la oportunidad de poder volver a Miami después de 29 años, si señores!! 29 años!! Agradecí al mar, a los mojitos, a la belleza de ciudad y a mi Babe por tanto…
Bueno, se acuerdan que les dije octubre?? Pues para diciembre nos estaban entregando las llaves de nuestro nuevo hogar!! Y esa aventura, mamis!! Se las tengo que contar!!
Los tiempos de Dios son perfectos, tal como siempre me lo ha dicho mi papá. 🙏🏽
Ahora… todo esto que les cuento es para q me digan… “cómo le hacen para vivir extrañando lo que dejas en tu tierra??”
Estoy en Miami y extraño montones a mi banda de México 🇲🇽 y estoy allá y quiero regresar!! amo estar aquí!!! Y entonces me da por llorar de todo y por emocionarme hasta por los anuncios de cereales en la tv…
Mi querida Johana me dice Miami no se muda, ni México… y mi adorada Mariana, me dice que piense que es temporal y que así se va el tiempo más rápido…

Cada ciudad tiene un encanto único, se puede estar enamorada de dos? Se puede querer estar en las dos siempre? Por el momento mi hermosa CDMX me tiene muy ocupada, retomando mi carrera y gozando de todos sus contrastes, y mi pedacito de paraíso me hace suspirarle diario, desear venir a acariciar su arena y gozar de este sabor latino único de mi Miami. Dónde voy a vivir próximamente? Sólo Dios sabe… que me encantaría vivir acá, sí, quiero probar, extrañar mi México, saber qué es vivir en otro país, cuándo? Eso quisiera saber! O no, la vida todos los días me sorprende y amo vivirla así.

Admiro a todas las mujeres que se fajaron los pantalones y decidieron salir de la zona de confort para montarse en la aventura de vivir en otra ciudad, de emigrar y enamorarse de otra cultura, de buscarse amigos nuevos, costumbres nuevas y hasta cambiar la forma de comer, para mí, de lo más importante.

Me cuentan de dónde son y dónde andan? Qué hacen para vivir con el corazón dividido?

Gina

Mamá GaGina

Las invito a conocerme un poco más

www.instagram.com/mamagagina

Comparte este artículo en: