Quiero empezar este post, agradeciendo a Dios y a la vida por todo lo bueno y lo malo del 2017, por cada enseñanza, que viniendo de una buena o mala experiencia siempre me han dejado algo positivo, por que así tenemos que ver la vida, como dicen aquí con el vaso medio lleno.

Agradecer  por cada momento vivido y por supuesto por que cada uno de ellos ha sido junto a mi hijo, por su salud, la mía y la de su papa, por haber entrado en este proyecto tan hermoso con estas mamis maravillosas que con cada post me siguen enseñando y ayudando, y por que aunque cada día estamos en un mundo mas destruido, somos todos unos supervivientes y los buenos que somos mayoría vale destacar!!! seguimos intentando mejorar con cada acto.

Tengo que reconocer que no me gusta el fin de año, y este me trae confundida, por una parte agradezco este role madre que estoy desempeñando, y soy feliz cada día viendo a mi hijo crecer y con cada cosa nueva que hace, pero por otro lado siento nostalgia por que dejo atrás a ese bebe que me cautivo cuando vi su carita por primera vez, cada vez se hace mas niño tanto física como personalmente y eso para mi es como “ALEGRITRIZ” (alegría y tristeza), por supuesto lo mas importante es que crezca y que siga siendo feliz, ya trabajare yo mi mezcla de sentimientos.

Cada  fin de año lloro, pero esta vez será de felicidad, por que estoy con los míos, que hace mucho que no lo hacia.

Siempre me he preguntado por que cuando llega el fin de año las personas se preguntan, que he logrado?, cuantas cosas he hecho?, he viajado lo suficiente?, cuantos proyectos de los que me había propuesto logre?…pero me gustaría que nos preguntásemos lo siguiente , que he perdido?,  he ayudado a alguien?, he dado lo mejor de mi? he demostrado mis sentimientos?, he llorado?, he amado lo suficiente?, he abrazado a quien ha necesitado de mi? … y  pensar sigo vivo y leyendo a esta loca, respiro, y estoy bien, preparado para seguir en este año nuevo llenando mi libro de vida y eso ya es sumar.

Este post es un poco sentimental, que es como me pongo finalizando el año, pero siempre positiva y llena de energía, integrando proyectos nuevos  a mi vida, cogida de la mano de mi hijo y mi esposo, pero nunca olvidando que sigo viva y que no pasa nada si no llego a hacer todo lo que me proponga para ese año, que voy a seguir intentando dar lo mejor de mi, y que lo mas importante es seguir viva.

BIENVENIDO 2018!!!

Te invito a que disfrutes de la vida, sin buscar la perfección, que dejemos los estereotipos y seamos mas auténticos, que dejemos de actuar y seamos mas reales, te invito a que no planifiques tanto y ganes mas tiempo en vivir momentos, que disfrutes de los tuyos y no tanto de las vidas ajenas. y sobretodo que te ocupes y no te preocupes tanto.

No te deseo un año maravilloso donde todo sea bueno. Ése es un pensamiento mágico, infantil, utópico.
Te deseo que te animes a mirarte, y que te ames como eres.
Que tengas el suficiente amor propio para pelear muchas batallas, y la humildad para saber que hay batallas imposibles de ganar, por las que no vale la pena luchar.
Te deseo que puedas aceptar que hay realidades que son inmodificables, y que hay otras, que si corres del lugar de la queja, podrás cambiar.
Que no te permitas los “no puedo” y que reconozcas los “no quiero”.
Te deseo que escuches tu verdad, y que la digas, con plena conciencia de que es sólo tu verdad, no la del otro.
Que te expongas a lo que temes, porque es la única manera de vencer el miedo.
Que aprendas a tolerar las “manchas negras” del otro, porque también tienes las tuyas, y eso anula la posibilidad de reclamo.
Que no te condenes por equivocarte; no eres todopoderoso.
Que crezcas, hasta donde y cuando quieras.
No te deseo que el 2018 te traiga felicidad. Te deseo que logres ser feliz, sea cual sea la realidad
que te toque vivir”

Mirta Midici”

Haz el bien sin mirar a quien y cuidemos este planeta para y por nuestros hijos.

FELIZ AÑO 2018 MAMIS y no olvides seguir leyéndonos. 🙂

Comparte este artículo en: