Cuando finalmente tu hija cumple dos años y todavía lleva el chupón te haces esta pregunta…cuánto más voy a esperar para eliminar el chupete?


Mi experiencia con el chupón ha sido muy extraña jajajaja, mi primero hija los odiaba y yo le había comprado antes de nacer como 6, con mi hija pequeña fue muy diferente, ella es un poco impaciente, desde bebé y un buen día en la noche cuando tenia solo 1 mes, lloraba y lloraba, y entonces mi esposo salió como bala a comprar el bendito Chuponcito y ahí comenzó mi tranquilidad y la de todos en la casa.


Mariana amaba su chupón, lo llamaba “el popo” lo usaba todo el día, era raro verla sin esa cosita en su boca jajaja. Lo amaba como nunca he visto a un niño amar un chupete.


Cuando cumple 2 años empiezo a cuestionarme sobre si es bueno que lo use tanto y si más bien debería quitárselo para evitar que se le dañen sus dientes y evitar también enfermedades.


Ok, cumple dos años y empezaron a salirle unas burbujitas blancas en su boca. Me preocupó mucho; mi mamá me comenta que yo use chupete hasta los 4 años (si lo sé que pena jajajaja) y que me lo quito porque me salió lo mismo en la boca y se llamaba Afta.
Todo los doctores recomiendan quitar el chupon antes del año porque evita muchas enfermedades y evita que los dientes pierdan su mordida; a esta segunda cosa yo estaba un poco escéptica porque mi dentadura es casi perfecta y mi mamá me quito el bendito pacifier a los 4 años.

Luego del brotecito de Afta en su boca, le digo “Mariana el chupón ahora tiene cabellos y está negro” y cada ves que lo pedía mi respuesta era “asco Mariana ese bicho tiene pelos y está negro”. Lloró le primer día porque lo quería y le enseñaba en el espejo su propia boquita para que viera que le había hecho el chupón. El primer día como les digo lloró, el segundo dia lloró menos y el tercer día ya se reía cuando me lo pedía, se reía con la picardía de “ya se que me vas a contestar pero voy a intentarlo” .

Lo cierto es que creo que somos nosotros los que no estamos dispuestos a batallar con esta etapa, y al primer berrinche “ay tómalo” y nosotros mismos nos auto consolamos diciéndonos “ay no, es que no me gusta que llore” y la verdad es que esto de quitar un chupon, chupete, un trapito o cualquier objeto de apego es mucho más fácil de lo que creernos; solo que no estamos dispuestas y comprometidas, con cabeza firme de que queremos hacerlo,

Qué nos Pasa como padres?

Que a la primera de cambio nos rendimos, porque la verdad les juro que los dos primeros días estuve a punto de entregarme y darle el bendito chupete y que ya no me lo pidiera más; cuando agarraba una rabieta estaba a punto de buscarlo y metérselo en la boca, pero me ayudó mucho mi esposo y mi mamá “ellos me lavaban el cerebro” cada vez que me entraba el desespero y quería renunciar a esta etapa.

Los beneficios?

Muchísimos…

Se acabaron los mocos, se acaban la gripecitas esas que dan con una fiebre baja de un día o dos, los dientes se enderezaron, se hizo más independiente y más madura “SE LOS JURO” todos estos cambios solo por eliminar el famoso CHUPON.

Si quieren ver los chupones que me mejor me funcionaron y los mas recomendados para no dañar los dientes AQUI les dejo este link.



                    
Comparte este artículo en: