Esta navidad  me empoderé  como nunca pensé para ver a mi hija con su mejor cara de asombro como la ven en la foto, y es que esta navidad estuvo un poco acontecida respecto al Santa o Niño Jesús (como quieran llamarle).

Como les conté en mi post anterior tomé un trabajo en Dallas el cual aparte de todo pago me sirvió para relajarme un poco de la rutina diaria.

Bueno, este año mi hija mayor (que ya sabe toda la historia de los regalos debajo del árbol) me dice que quiere una tabla de ilustración, entro a internet y hay muchas, me asesoro y me recomiendan Las de la marca “Wacom” y sin duda son las mejores, tienen para principiantes y para pro.

Le digo a mi hija que como estoy tomando este trabajo me comprometo con ella a traérsela para El Niño Jesús,  -en Venezuela los regalos de los niños lo trae El Niño Jesús y no Santa-.

Y cómo no voy a comprometerme con ella a comprársela? si se lo merece de todo corazón; así que entro a Amazon pongo en el carrito de compras la Wacom y sus accesorios, pongo otros regalos y lo dejo cargado listo para hacer el pago.

Para mi sorpresa el trabajo que hice  en Dallas no me lo pagaron el día que se terminó, empezó la empresa con un misterio todo extraño y no pagaban.

Mi estrés se iba acumulando porque era mi responsabilidad pagar ese carrito de Amazon lleno de cosas, mi esposo se encargó de mucha cosas por lo que no le iba a decir también “oye paga mi carrito de Amazon con el que me comprometí con María Camila y todos los demás regalos”.

Por supuesto que ya estaba pensando en vender un riñón para pagar el carrito y dormir tranquila cada noche antes del Christmas Eve, pero obvio esa no podía ser una opción.

Me armé de valor le escribí a las personas de la empresa ya en un tono molesto, pero seguían diciendome “ya te aviso, dame un chance” etc.

La empresa es hispana por lo que sospeché que quizás algo así podía pasar (y ojo no quiero hablar de nosotros mismos pero mis experiencias hablan por si solas), siempre que trabajo con latinos -en su mayoría-no te pagan el mismo día que entregas el trabajo y luego se hacen los olvidadizos, y la verdad odio sobre manera andar detrás de las personas para que me paguen algo que ya tienen en mano.
En fin, seguían con el titubeo, ya era 21 de diciembre y último día para que Amazon prime me entregara a tiempo el dichoso Niño Jesús.

Le envié una nota de voz diciéndoles que me iba a plantar allá en sus oficinas y no me iba a ir de allí hasta que me pagara -no me creí capaz nunca de decir algo así y menos de hacerlo- pero PALABRA de Mamá bruja que si era necesario lo iba a hacer.

Fue la única manera que accedieron pero me hicieron ir a buscar el pago a otra ciudad lejos de donde vivo, queda a una hora y media sin EzTag (sin peaje), pues dije ahí te va el golpe querido EzTag porque me voy a ir hasta otra ciudad con todos los peajes porque necesito llegar antes de las 6pm para que Amazon haga el envío y llegue el 24 a más tardar.

Y así fue como me metí en mi mejor papel de meteoro y llegué a tiempo -Gracias a Dios fue en efectivo- lo deposité y desde el app de Amazon ahí mismo en mi carro pagué todo el carrito completo, uff “ALIVIO ABSOLUTO” .

Cuando mi mamá lea esto me va a decir “deja de estar ventilando tus problemas”, pero mami a esto de  ventilar los problemas ahora se llama “BLOGUEAR”. Y cuando uno se empodera por sus hijos es digno de echar el cuento.

Les dejo el link AQUÍ de Wacom para todos los interesados en ver la variedad de tablas y accesorios para el dibujante, fotógrafo, etc. De verdad están de lujo!!!

PD: en la foto ven la “bendita cajita” que tanto estrés me causó, el querido Niño Jesus de mi hija mayor.

Wacom

http://mamineedsabreak.com/wp-content/uploads/2017/12/wacom.jpg

Comparte este artículo en: